Crean el Plan «Argentina 25MT» para fomentar la producción, transformación y exportación de trigo

El Ministerio de Agricultura creó el Plan Argentina 25MT con el objeto de «fomentar la producción sostenible, transformación y exportación de trigo y sus subproductos», además de «contribuir a la reducción de brechas de rendimiento entre productores» a través de «asistencia técnica especializada».
La medida se dispuso mediante la resolución 113/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial, y con ella se aspira a «alcanzar una producción de trigo de 25.000.000 de toneladas e incrementar la transformación a 9.000.000 de toneladas y la exportación a 16.000.000 de toneladas».
El plan tendrá una duración de tres años y podrá prorrogarse, en tanto la cartera conducida por Julián Domínguez invitó a las provincias a adherir «para participar y colaborar con el cumplimiento de los objetivos propuestos».
La norma también aprobó el programa «Cerrando Brechas Productivas», que apunta a reducir las diferencias entre productores de trigo a través de asistencia técnica especializada.
A tal efecto, el Ministerio «pondrá a disposición de pequeños y medianos productores de trigo, que en sus últimas tres campañas hayan obtenido rendimientos medios a bajos, asesoramiento técnico especializado directo con el objetivo de incrementar su rinde aplicando mejores prácticas de manejo sostenible´», se especificó en el anexo de la resolución.
«Con esta acción se espera asesorar, en cada campaña, entre 200.000 y 500.000 hectáreas de trigo con una expectativa de mejora de rendimiento de entre 0,2 a 0,5 toneladas por hectárea», lo que representaría «un incremento productivo de hasta 250.000 toneladas/año», explicó.
Este programa estará dirigido a aquellos productores «que presentan en sus últimas campañas rendimientos de dicho cereal iguales o inferiores a los promedios departamentales y que soliciten asistencia técnica para aplicar mejoras en el manejo del su cultivo», añadió.
El anexo indicó que «serán potenciales beneficiarios de este Programa productores de trigo en campo propio o arrendado con un máximo de 500 hectáreas de superficie sembrada de trigo en promedio en sus últimas tres campañas trigueras y que, para la campaña anual, tengan previsto sembrar entre 100 y 500 hectárea de trigo».
En los considerandos de la norma se señaló que la Argentina «es uno de los principales exportadores mundiales de trigo, abasteciendo durante el año 2021 a 46 países con un volumen de 12,2 millones de toneladas», y que «en la campaña 2021/22 se ha alcanzado un nuevo récord de producción de trigo con 22,1 millones de toneladas cosechadas».
Asimismo, se destacó que «la industria molinera argentina y otros usos internos representan actualmente una demanda de 7,5 millones de toneladas, siendo su capacidad industrial de 12 millones de toneladas».
«La producción de trigo involucra alrededor de 38.000 productores y productoras en todo el territorio nacional», y además «existe un potencial de crecimiento en la producción vinculado con el cierre de las denominadas ‘brechas productivas’ entre los segmentos más y menos tecnificados», completó.
Al respecto, la última estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario para la campaña 2022/23, pronta a comenzar, es de una caída del 14% hasta los 19 millones de toneladas de trigo, a partir de una merma en el área por sembrar del 8%, que se ubicaría en torno de 6,35 millones de hectáreas.
De concretarse estas proyecciones, la producción será 3,1 millones de toneladas menor que la campaña anterior, y la superficie sembrada retrocederá en 550.000 hectáreas, producto de bajas reversas hídricas en algunos sectores y un aumento de costos.

Fuente Telam