Connect with us

CHACO

«Subestimaron desde el primer día y quisieron silenciar la verdad, fallaron, un médico ya no está…»

Médicos residentes despidieron a su maestro mediante una misiva que trasmite el dolor por su partida pero también la grave situación que los profesionales de la salud viven a diario. En medio de tantos “dardos” venenosos, aprietes y audios filtrados, el Dr. Duré falleció luego de infectarse tras tratar de salvar vidas. “Quisieron silenciar a quiénes mostraron la realidad del hospital en la pandemia” expresa la carta de sus discípulos.
Tristes. Debastados. Impotentes. Destruidos. Desamparados. Así se sienten los médicos tras confirmarse la muerte del Doctor Miguel Duré, un profesional que entregó su vida en esta pandemia y lo pagó caro. Minutos después de su fallecimiento, los médicos residentes del Hospital Perrando publicaron una misiva donde no se guardaron nada.
Personas. Humanos con sentimiento y vocación de servicio. Profesionales llenos de conocimientos, entrega y amor propio. Residentes devastados, abandonados, Apretados pero no callados. » Nos trataron de irrespetuosos y poco solidarios en la única reunión que tuvimos. Incluso expresaron “estar cansados de nosotros” señalaron.
LA CARTA DE LOS RESIDENTES
Subestimaron la situación desde el primer día. Hicieron alarde de la remodelación arquitectónica de dos salas de internación, la cual actualmente no tiene camas y no tiene los insumos necesarios para la protección del personal de salud.
Quisieron silenciar a quiénes mostraron la realidad del hospital en la pandemia, y en lugar de ser denunciantes de la misma, junto con ellos, optaron por hacer “oídos sordos” a dichos reclamos, y eligieron la ruta más fácil.
Nos trataron de irrespetuosos y poco solidarios en la única reunión que tuvimos. Incluso expresaron “estar cansados de nosotros”.
Se pasearon por los medios de comunicación diciendo que la situación “estaba controlada”, cuando se inauguró una estructura que debía ser de apoyo a la unidad destinada para pacientes infectados, y que hasta el día de la fecha no se encuentra en funcionamiento, sabiendo que la sala de internación destinada a casos positivos colapsa.
Nos hicieron quedar mal como provincia, como ciudad, al emitir frases que denigran a nuestra vecina Corrientes, en lugar de entablar una comunicación para generar mejores vínculos y aprendizajes ante tal situación, como es una pandemia.
Fallaron.
El sistema de salud falló. Este es el resultado. Personal de salud infectado. Un médico que ya no está.
Somos hijos del rigor. Hasta que no nos pasa, no aprendemos.
Pues bien, pasó. Y seguirá pasando…
“No usan los elementos de protección personal”. Podrido de escuchar y leer eso. Más que nadie sabemos lo que tenemos que usar o no. No es el primer microorganismo contagioso que se nos cruza. Desde el primer día, nosotros sí, estamos leyendo sobre protección personal, y lo que debemos hacer y no hacer.
“No usan los elementos de protección personal”. Colocar un tubo en tórax a un paciente COVID que se está muriendo, con un barbijo de tela vegetal y uno quirúrgico encima, no es por elección señores.
“No usan los elementos de protección personal”. Basta.
No hay.
Que descanse en paz doc.
Médicos Residentes del Hospital “Perrando”
Diario21.tv tags: featured

Advertisement Este es el ejemplo de un texto alternativo